Turismo israelí sí, exposiciones israelíes no

El vídeo  enlazado está dirigido al turismo israelí que visita Barcelona. Se trata de una  descripción más o menos exhaustiva  en lengua hebrea de una serie de sitios turísticos  y emblemáticos. Se proyectan  imágenes aéreas de Cataluña que incluyen  el mar, los Pirineos, ciudades, fiestas, alimentos y todo lo que se puede encontrar mientras uno hace una visita turística. Cataluña es hermosa y el vídeo le hace justicia. Tenemos  paisajes dignos de verse,  el trabajo visual y narrativo  dan un resultado francamente tentador para cualquier israelí candidato a pasear en esta comunidad autónoma.

Quizás la pena es el fraude que se esconde  detrás de algunas bonitas frases y las cosas que posiblemente se ofrecen al turista pero que  si viene ya no las encontrará. El vídeo comienza así, y traduzco literalmente del hebreo:

“Nos alegra estar aquí con vosotros y contaros acerca del sitio del cual venimos. Cataluña se encuentra al noreste de la península Ibérica a orillas del Mediterráneo, justo frente a vosotros. Nuestra historia data de hace 1000 años y muestra que tenemos  gran cantidad de cosas en común…”

El vídeo es tan bonito que casi podríamos pasar por alto que no recuerdan mencionar que Cataluña está en España hasta que es necesario y de refilón, habiendo transcurrido gran parte de los 17 minutos que dura, para decir que Baqueira es la mejor estación de esquí de toda España.

Los promotores turísticos se apresuran a ensalzar las comunicaciones terrestres y enfatizan especialmente la red ferroviaria y trenes de alta velocidad, es decir, RENFE. No se aclara que los trenes enlacen con Madrid u otras ciudades españolas en poco tiempo ni mucho menos que los trenes sean una red del Estado.

Se describe la gran oferta gastronómica catalana, estrellas Michelín incluidas y se menciona la posible influencia judía  pero adivinad qué influencia pasan por alto. Resulta casi jocoso pensar en la gastronomía local obviando lo español.

La mejor parte del vídeo es aquella en que se dice literalmente que en Cataluña el turista israelí se sentirá como en casa y que las fiestas están llenas de tradición y alegría. Ponen como ejemplo Sant Jordi, la rosa y el libro.Uno no puede menos que pensar que desde que se hizo este vídeo ya estaba en marcha todo un proceso de “amarillización” de Cataluña y que quizás cae en ciertas inexactitudes, por ser benévola.

No se puede presumir de estructuras ferroviarias de un país que se ignora o se evade casi por completo y menos se deberían promocionar fiestas que cada vez más son  oportunidades para hacer  performances de fuerza excluyentes  organizadas por entidades separatistas como Òmnium Cultural y la ANC.

No se debería decir al turista que se le va a acoger como en casa cuando  a más de la mitad de la población de Cataluña se la trata como si estuviese viviendo de prestado en casa de un primo lejano, pero pagando.

Otro gran inconveniente es que las hermosas imágenes que ofrece el vídeo muestran ciudades limpias, sin esteladas ni horribles plásticos amarillos.Yo misma he tenido que explicar días antes del 9N a turistas israelíes porqué la plaza Cataluña de Barcelona estaba plastificada y la Pedrera, uno de nuestros edificios emblemáticos tapada por  una horrible lona que pedía un país donde hubiese helados para postre cada día y otras  tonterías peores.

Esto es un pequeño fraude para el turista israelí pero una servidora pensaba dejarlo pasar en pos de que dichos paseantes  continuasen viniendo y dejando aquí su dinero. Sin embargo, ha caído en mis manos una información que no me lo  va a permitir. El gobierno de Barcelona ha censurado una exposición de caricaturistas españoles e israelíes que se preparaba en la Diputación de Barcelona debido a que o con la excusa de que cuando se disponían a colocarla comenzaron a recibir llamadas amenazantes de  gente que se decía propalestina.

Dibujantes españoles e israelíes censurados por grupos islamofascistas en Barcelona from Hatzad Hasheni on Vimeo.

El contexto actual,  a pocos días de haberse desmantelado una célula yihadista en Cataluña y con una gran polémica desatada por las declaraciones del Ministro del Interior acerca del apoyo que se da a la migración desde países islámicos a Cataluña no es el más favorecedor. Se ha dicho incluso que dicha célula planeaba atacar algún local judío de la ciudad entre otras cosas.

Está claro que para las autoridades de Cataluña el apoyo de grupos islámicos, sean o no islamofascistas y el miedo a que cumplan con sus amenazas es bastante más importante que la libertad de expresión  y la apertura de miras.

Esta ciudad que  ha sido tan cosmopolita se ha convertido en rehén de los nacionalistas que la llenan de plásticos amarillos, hacen demostraciones de fuerza que están para anunciar que ellos son los elegidos y  los demás se han de callar y ahora también se añade el poder del islamofascismo que nos atenaza y nos calla. Yo no recomiendo a ningún turista israelí visitar nuestra comunidad autónoma y menos nuestra  ex-bonita y ex-cosmopolita Barcelona.

Lo he dicho alguna vez y lo repito ahora, García Márquez saldría corriendo de aquí y Dalí lloraría amargamente de ver en lo que el nacionalismo, su sed de votos islámicos (porque no son votos castellanohablantes) y el miedo han hecho de Cataluña.

Sobra decir que en las comunidades musulmanas hay ciudadanos que viven con miedo y desaprueban la presencia de personajes con tendencias radicales y gente con posibilidades de radicalizarse. Sabemos que son víctimas potenciales como lo somos todos los demás. Hay ciudadanos inocentes que  llegan aquí con necesidades y las organizaciones afines al nacionalismo se  dan prisa para ganar sus voluntades y sumar votos contra los que queremos seguir juntos.Entre grandes poblaciones siempre hay algún radical y encima aquí ya tenemos los nuestros que se apuntan a todo lo que  parece la buena causa de moda. Entre unos y otros no se sabe si ir o no a según qué sitios y quizás pronto en vez de bandera blanca  habrá que llevar una armadura y una  estelada por si hace falta rendirse.

Señores israelíes, vuestros dibujos no están de moda en Barcelona, si os juntáis con dibujantes españoles, entonces aún menos. Aquí mandan los malos y se consiente que el totalitarismo islámico le dicte al oído a los gobernantes. Las bonitas fiestas que os venden son performances a la coreana y los paisajes están muy bien pero tampoco somos el ombligo del mundo  así que os sugiero que os vayáis a gastar el dinero donde os quieran de verdad.

Nesiá tova , buen viaje

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s