Hablar de banalizar para que nadie escuche entre líneas.

El ambiente  está caldeado, pero mentiría si dijera que esto se debe a la proximidad de la cita electoral.

Algunas caras van cambiando pero prevalece el discurso, da buen resultado. El mundillo nacionalista es pequeño. Unos suben, otros pasan a segundo plano y pueden dedicarse a viajar, a escribir y a seguir preguntándose por qué hay unos pérfidos ciudadanos que no le tienen aprecio a ellos y a lo que representan.

Este es el caso de Josep Lluís Carod Rovira. Hace casi un año publicó un artículo digno de un buen análisis de contenido. Esta pieza es una excelente muestra del germen del etnicismo nacionalista, por una parte y de la patología subyacente, por otra.

http://www.naciodigital.cat/opinio/8621/tristor/autoodi

Este artículo ya fue en su día desgranado por Cataloniawatch. Él incide en el etnicismo, la generalización del odio hacia  otros que pierden su calidad de individuos ante los ojos de quien los percibe como parte de un todo enemigo. Desnuda lo peor del discurso del autoodio haciendo referencia a cómo se veía al judío en la Alemania nazi.

http://cataloniawatch.blogspot.com.es/2014/06/catalan-protofascism-by-book.html?showComment=1432147478540

El análisis es exhaustivo y certero. Sin embargo al leerlo no pude evitar pensar el tema desde mi personal perspectiva de judía, es decir, de OTRA  y pasarlo por el filtro del psicoanálisis, por costumbre y porque clamaba al cielo.

Lamento y mucho que hoy estemos igual o peor que hace un año.

A continuación os dejo mi comentario  hecho entonces. El cuarto en la entrada de Cataloniawatch

El hecho de que Carod se atreva a poner en papel aquello que piensa y que el resultado sea el que hemos leído desafortunadamente no es sorprendente.
A los ojos de una judía y mexicana viviendo en Cataluña el discurso del escandaloso “autoodio” se está haciendo tristemente habitual. El paralelismo con el discurso precedente a la persecución nazi es tan obvio que los personajes e instituciones separatistas se han visto empujados a acuñar lo de “banalización del nazismo” para descargarse del peso de sus propias palabras.
Han decidido que Cataluña es comparable al estado de Israel y se han hecho “jewish friendly”. Así por un lado se comparan con un estado democrático rodeado de enemigos que los odian y por otro se liberan del peso del odio antiespañol que se aloja en sus cabezas diciendo que no se puede ser fascista si se es amigo de las víctimas.
Por otra parte, desde el punto de vista psicológico, un sujeto mentalmente sano admite ser más de una cosa a la vez sin necesidad de desdoblarse. La personalidad es un edificio que sufre reformas a lo largo de la vida y a veces hay algún accidente, a menudo fruto de una deficiente construcción. Es el caso de la vivencia de parte de uno mismo como si fuese una masa tumoral.
Aparentemente Carod Rovira vive su parte española, como algo a extirpar. Lleva gran parte de su vida adulta intentando arrancar de su consciencia eso que él llama en otros trauma o complejo. El uso de mecanismos proyectivos que no son más que coger toda la porquería de dentro y colocársela más o menos sutilmente a otro, en su caso clama al cielo.
Como en la Alemania nazi, los separatistas han encontrado un “otro”, un tumor, un depositario apto para colocar todo aquello de ellos mismos que no toleran. El autoodio verdadero reside en la capacidad destructiva del discurso que acuñan y repiten cansinamente desde hace ya años. Son españoles y han hecho crecer el tumor hasta el punto de obstruirse la respiración.
Esta sociedad, como la de la Alemania nazi, pasa hora bajas. Carod, Rahola, Mas, Homs, Rigau, Pujol Junqueras, Bosch y otros más necesitan saber que no son ese algo de sí mismos que  desprecian profundamente e intentan mover a las masas para que les arranquen el trozo. No me leerán pero puedo asegurarles que los trozos de identidad no salen con bisturí.
Si siguen con la quimioterapia… miren cómo quedó Europa después del tratamiento.

Mazelmind

Anuncios

Un comentario en “Hablar de banalizar para que nadie escuche entre líneas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s