Las asociaciones de padres y madres de alumnos catalanes. Cómplices.

¿Cómo hacer en Cataluña si a usted no le sobra el dinero y quiere que sus hijos tengan una educación libre de política, sobre todo libre de nacionalismo y que se cumplan las mínimas normas que le otorgan su derecho a un mísero 25% de instrucción en español? No espere encontrar aquí la respuesta.
Cuando los recursos económicos abundan es sencillo dar con una buena escuela que por muchos euros al mes ofrezca a los alumnos una instrucción bilingüe o trilingüe y poco o nada nacionalista. La educación cara valora tener alumnos que adquieran habilidades con las que puedan ir a cualquier sitio y no necesariamente permanezcan en el país en que se crían. La enseñanza pagada a tocateja (y no es que la pública no esté pagada) aumenta la probabilidad de hacer de herramienta para el alumno,  sujeto de la enseñanza y no al revés como sucede con la pública, que al menos en Cataluña instrumentaliza al alumno.
La educación pública y la concertada, o sea la de “quiero y no puedo” son así. Las autoridades educativas hacen de la escuela su fábrica de adeptos (cómo olvidar los vídeos de Rigau). Algún disidente hay que resiste pero el sistema está creado para producir empleados exitosos y peones agradecidos y en eso estamos. El asociacionismo de las familias tampoco ayuda en absoluto, todo lo contrario.
Ante lo que es, en mi opinión, una muestra de miopía e incapacidad, las familias catalanas militantes en AMPAs de colegios públicos y concertados hacen eso que ellos llaman (qué grima me da) “hacer piña”. Como sus hijos no pueden acceder a la educación de los que acaban presidiendo la Generalitat o los consejos de administración de las grandes empresas se suben al carro oficial y secundan al poder en gran parte de sus demandas. Quizás si leyeran los informes sobre el fracaso escolar de los niños castellanohablantes se lo pensarían dos veces pero es mucho pedir. A mi entender se juntan el hambre con las ganas de comer y nos encontramos con un cóctel de asociacionismo paternalista, buenismo desinformado y por supuesto, nacionalismo del malo porque el otro no existe.
Gran parte de las familias que se unen a las asociaciones de padres de familia de los colegios lo hacen con lo que creen que son sus mejores intenciones. Las AMPAs se toman la molestia de recaudar fondos, hacer actividades, comprar algunos materiales e incluso organizan las actividades extraescolares de muchos colegios. Esto está en sus actas fundacionales.
Luego por fortuna para algunos que ya saben cómo mover los hilos y por desgracia para quienes no lo saben, viene la parte en que las autoridades de grupos de presión como la Federación de Asociaciones de padres de alumnos de Cataluña empiezan a hacer de mensajeros del régimen que en realidad es su amo desde un principio.
Uno de los objetivos de la FaPaC es la defensa a ultranza de la inmersión lingüística . Entre otras cosas, en 2007 “ emprende una campaña junto con otras entidades de la comunidad educativa en contra de la obligación que impone un decreto estatal de hacer tres horas de castellano en las escuelas de primaria”En este punto coincide con la plataforma Somescola creada en 2011 contra la aplicación de la nunca cumplida norma que dicta un 25% mínimo de enseñanza en español.Esta última nace nace para “actuar de manera activa en apoyo de una escuela catalana en lengua y contenidos que no separe a los infantes y jóvenes por su lengua de origen y ayude a construir una sociedad más cohesionada, democrática y libre”. Ein Volk y tal. Ya saben: “Por un país de todos, decidimos escuela en catalán”.

escola-balaguer
FaPaC es una de las entidades promotoras de Somescola , de hecho, es difícil discernir cuál es cuál. Lo mismo sucede con otras plataformas que supuestamente trabajan por la educación y que repiten el mismo discurso de FaPaC y de Somescola.

Las AMPAS de Cataluña están entre las entidades que coordinan dicha plataforma y casualmente dejaron de ser socias de la Conferederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del alumnado justo cuando se unieron al “derecho a decidir” y coincidiendo en el tiempo con la creación de la ANC de Carmencita Forcadell. Con esto les digo casi todo. Si uno se pasea por la web de Somescola se encuentra las fotos de Muriel Caslas, los tuits de la ANC y los carteles defendiendo la inmersión lingúística en las calles. Cuentan entre sus socios con entidades excursionistas, escoltas, esplais, grupos de estudio, etc, así que como ven, queda poco espacio en las actividades lúdicas o educativas que no esté tocado por los tentáculos del nacionalismo.
La FaPaC, como dije antes, se ha sumado al pacto por el susodicho “derecho a decidir”.Menos mal que aclaran en su web que el derecho a ser consultados sobre la autodeterminación no es un asunto de orden educativo pero lo defienden en nombre de las supuestas 750000 familias que dicen que representan porque la autodeterminación afecta a la educación. Muy amables ellos, la verdad, siempre hablando por todos toque o no toque.

Sepa usted que si es socio del AMPA del colegio público o concertado de sus hijos es prácticamente socio de Somescola y del Dret a Decidir y que es forma usted parte de un Grupo de Presión como finamente se autodefinen, cuya misión es “reforzar y defender una educación pública de calidad, catalana, laica, equitativa, integradora, inclusiva, gratuita, democrática y coeducativa”. Nada menos.

El último día de curso en junio 2016 las AMPAs organizaron una manifestación cacerolera en las escuelas y en Plaza San Jaime para pedir que no se hiciesen los recortes que a las pocas horas la nueva consejera de educación decidió no hacer como por efecto de la magia de la varita de un hada buena. Si decide usted vestirse de amarillo y manifestarse con los “buenos padres que sí salen a defender la educación pública y de calidad” sepa que detrás está el poder, que está todo el pescado vendido y que sus amigos del AMPA nunca van a defender que su hijo tenga educación bilingüe.

dimarts-groc
Convocatoria enviada por whatsapp a las familias el último día de clase de junio del 2016

La Federación de Asociaciones de Padres de alumnos en Cataluña, además de las cuotas de las familias, está subvencionada por los mismos que subvencionan a TV3, al Nacional, al Diari Ara y no sigo con la lista de medios del régimen. Forma parte de la extensísima tela de araña por donde se reparte el dinero público para fomentar la secesión. En este caso el agravante es que hay menores de por medio, aunque eso nunca parezca un impedimento para algunos.

En fin.
Yo me caí del guindo hace años cuando el AMPA me invitó a una charla para padres organizada por la ANC y que versaba sobre la educación en el “nou país”.

Quien avisa no es traidor.

*Agradezco a mi amigo Javier Palmero que puso sus no pocas  habilidades de buscador al servicio de este post

Anuncios

2 comentarios en “Las asociaciones de padres y madres de alumnos catalanes. Cómplices.

  1. Se me hace extraño y es un placer verme mencionado en un post de una calidad como éste.

    La educación es un tema tabú en Cataluña que poca gente se atreve a tratar.

    La autora, por su formación y por ser madre de escolares, no se muestra indiferente a hechos que la mayoría acata o ignora y denuncia lo que con razón considera una agresión al alumnado de primaria, secundaria e incluso preescolar perpetrado por el gobierno catalán.

    Este artículo entronca con uno suyo precedente en el que denunció que uno de sus hijos, heredero del espíritu crítico de la bloguera, la advirtió de una curiosa actividad escolar basada en un texto histórico deformado hasta quedar convertido en un panfleto épico trufado de expresiones ultranacionalistas.

    En esta ocasión la vista la pone en las AMPA de los colegios y describe la existencia de una red de asociaciones creadas bajo la tutela de la Generalitat cuyo cometido es controlarlas.

    Los alumnos catalanes están sometidos a unos mensajes programados para que vayan calando en ellos. Estos mensajes se encuentran en los libros de texto, en la programación de las clases y en las actividades extraescolares también gracias a las AMPA.

    Cuando conviene y a petición de altas instancias políticas los alumnos, llegando incluso a preescolares, pueden convertirse en una masa de manifestantes defendiendo al gobierno y al pueblo catalán ante el fascista gobierno español. En esta situación de la educación catalana nadie es inocente.

    Escenario de ‘Florido Pensil’ en pleno siglo XXI en la escuela catalana. Lejos de ser gracioso es algo tétrico y siniestro que esta mujer no acepta y no duda en denunciar.

    Una rara avis, llena de actitud y espíritu crítico, una autora a tener en cuenta, necesaria. El que tenga ojos que lea.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s