Forcadell y la banalización del nazismo

 

Después de declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por promover en el Parlamento mociones ajenas a la legalidad vigente la presidenta  del Parlamento catalán, Carme Forcadell se dirigió al parque de la Ciudadela para  la conmemoración del 72 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa.

Asistieron diputados, representantes del Amical de Cataluña de los antiguos guerrilleros españoles en Francia y alumnos de un instituto de secundaria de la ciudad de Barcelona.

En su discurso Carme Forcadell dijo que el acto se hace para honrar a quienes arriesgaron sus vidas para “combatir el totalitarismo en Europa, para defender la libertad y la dignidad humana”… que “el régimen nazi exterminaba fríamente por razones religiosas, razones de identidad sexual, razones genéticas, políticas”, etc.

Presidió el el acto de hoy para recordar a los voluntarios catalanes que combatieron el totalitarismo (min. 12.05) porque  “gracias a ellos hay paz” y “por eso mismo resulta indignante que haya personas que comparen el nazismo con propuestas democráticas y pacíficas, ¡basta de banalizar el nazismo!”(min. 12.20). También recordó(min.13.40) que el Estado español sigue sin reparar sus errores franquistas, entre ellos no anular el juicio al presidente Companys (ese ángel).Recomiendo ver desde el minuto 12 hasta el final.

Es curioso que a  la premiada con la silla de la presidencia del Parlamento catalán por los favores prestados a un proyecto excluyente se le olvide justamente mencionar que el nazismo era precisamente un proyecto asesino basado en la exclusión de los “no aptos”. No  menciona en ningún momento a los judíos asesinados por los nazis y en su discurso ni siquiera se intuye que judíos y gitanos hubiesen pasado por los campos de exterminio nazi por motivos  de raza. El nazismo fue antes que todo un movimiento profundamente xenófobo que lo primero que hizo fue dividir a los ciudadanos por categorías.

Habló del regreso del fascismo en distintas formas e instó  a conservar la memoria y combatirlo. Corramos pues un tupido velo sobre las listas negras en Cataluña, sobre el hecho de que se señalen comercios y sobre la persecución de la disidencia al proyecto que esta señora representa. No sea que caigamos en banalizaciones o la memoria nos haga recordar inconveniencias. Es que también de la memoria de nuestros muertos se apropian algunos que creen que pueden decirnos si se mancilla o no su nombre.

Los combatientes catalanes y otros  españoles resistentes y muertos en campos de exterminio por motivos políticos  tienen todos mis respetos y hay que recordarlos y sobre todo hay que hacerlo limpiamente.

Forcadell ha decidido que su proyecto es pacífico y democrático y considera apropiado transportar la rabia de su encuentro con los tribunales a un acto presenciado por una sesentena de españolitos de a pie que ojalá estén enterados de quiénes y cómo murieron en esa guerra, porque doña Carme no estaba ahí para contárselos.

Hoy  un grupo de adolescentes ha tenido que oír a la presidenta de un Parlamento pronunciar un discurso flojo y desviado y han sido testigos de cómo es incapaz de dejar de mirarse al ombligo. Ellos asistían a la conmemoración del fin de la Segunda Guerra Mundial, a recibir una lección de humanidad y de historia y recibieron una pincelada de eso y una bola de orgullo patriótico catalán totalmente fuera de lugar.

En Cataluña se ha pervertido la democracia. Lo bueno y lo pacífico es lo que digan los que creen que tienen la sartén por el mango, los que se pasan por el forro la constitución de un estado democrático  levantado con 40 años de esfuerzos, renuncias, diálogo y política.  Se excluye a más de la mitad de la población  ante los ojos de un gobierno central que hace poco por evitar que esto suceda y encima hay que aguantar que una mujer que es capaz de decir que “no somos catalanes” venga a dar lecciones públicas a nuestros adolescentes sobre banalización.

No, señora Forcadell.

Bendita sea la memoria de los héroes y los asesinados por un régimen xenófobo y excluyente. No dejemos de recordar y enseñar la verdad para que no suceda nunca más. Nunca más. Nunca más. Nunca más. Nunca más. Nunca más. Nunca más. Nunca más. Nunca más.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s