Los Baby Blocs de la República catalana.

Este 8 de noviembre dejó, entre otras, las imágenes de niños pequeños sentados en medio de la C32, otros pintando carteles para la liberación de los “presos políticos o bebés llevando pancartas del sí a la independencia, por mencionar solo algunas.

La progresía y los justificadores oficiales de todo lo que huela a hispanofobia se empeñan en que si hay huelga y los niños no van al colegio algo hay que hacer con ellos. Los hay más iluminados que opinan que para un niño pequeño es muy formativo ir (eso sí, muy bien informado) a acompañar a sus progenitores mientras hacen piquetes de los que cortan fronteras, autovías o vías de tren. Sin embargo el Baby Bloc no es, ni mucho menos, una simple solución “canguril”.
En el mundo del activismo antisistema es bien conocido que hay gente partidaria de que los niños participen de las protestas de los mayores. A las zonas de protesta donde hay criaturas se les llama Baby Blocs. Su uso está extendido también entre grupos feministas que defienden la crianza colectiva.
Algunos grupos radicales explican que la paternidad y la maternidad pueden limitar las posibilidades de los progenitores para el activismo porque tienen que encargarse del cuidado de sus hijos ( y no vaya a ser que tener criaturas suponga tener que renunciar a algo, Dios los libre). Al llevarlos consigo pueden seguir activos y cuidar de los niños sin renunciar a la protesta a la vez que los “educan” compartiendo con ellos experiencias. La parte de usarlos como escudos, aunque esta no sea la frase políticamente correcta, es otra de las razones de ser de los Baby Blocs.
Un grupo de activistas anticapitalistas de Quebec lo define así: “Es un espacio amable para niños dentro de las manifestaciones y acciones de protesta… Los Baby Blocs proporcionan a los niños y otras personas un modo más seguro de participar en una manifestación a la vez que proveen a la misma de una capa extra de protección para retrasar las agresiones policiales. Dicen que “con el uso de buenos protocolos de seguridad para el Baby Bloc los participantes pueden evitar las cargas policiales en la mayoría de las ocasiones”. A saber a qué se refieren con “buenos protocolos” cuando van a cortar autopistas, enfrentar cargas policiales y cabrear gente que tiene necesidad de llegar a trabajar, a su casa, a un hospital , etc.
Los anticapitalistas  creen que las actitudes agresivas de la policía se ponen en evidencia cuando los agentes se encuentran con actividades infantiles en medio de una protesta. Los progenitores que organizan Baby Blocs aprovechan la oportunidad para hablar con sus hijos acerca de la “brutalidad policial” y para que comiencen a sentirse parte activa de una sociedad capaz de defender sus propios derechos, para que vean la fuerza que tienen las protestas y se hagan preguntas al respecto. Algunos relatan experiencias en las que desafían a los agentes cuando les sugieren salir de alguna demostración pública en la que participan con niños pequeños porque hay peligro para ellos (recordad la imagen de un antidisturbios convenciendo a un padre para que sacase a su hijo de un colegio “electoral” el 1-O) . A veces se niegan a abandonar las manifestaciones y arguyen que son más peligrosos los policías que los manifestantes.
Algunas familias decidimos  enseñar a los hijos cómo ser parte activa de la sociedad en la que viven compartiendo y defendiendo el producto del trabajo propio o conjunto y fomentando el esfuerzo y el respeto.  Otros, como los antisistema,  los llevan a cortar autopistas para defender a gente que se ha saltado las normas democráticas y esto lo consideran incluso lúdico y hasta suele ir acompañado de actividades en familia (qué guay).
Es curioso que se hagan Baby Blocs en países del primer mundo y se enseñe a los niños a observar la “brutalidad policial” a la vez que se los usa para evitar una violencia que no se espera que suceda mientras ellos están allí. Es decir, los padres y madres progres que practican esta actividad lúdico-provocadora-educativa en realidad confían plenamente en la consideración de los agentes de la autoridad para con las criaturas. Si estuviesen  en otras  latitudes es probable que no se atreviesen a cortar carreteras con sus niños para que no los atropellasen.

Los padres irresponsables que han colocado a sus niños de parapeto, en el fondo e inconscientemente, saben que viven en un Estado de Derecho que quizás cuidará de la integridad de sus hijos aunque ellos los expongan de esta manera. Pero por lo visto, en estas horas bajas llenas de vergüenza y traición, la patria catalana necesita a sus hijos. Algunos seguimos esperando a que alguno se pregunte qué es lo que las criaturas necesitan y me da a mí que no es ni hacer pancartas ni cortar carreteras.

 

 

Anuncios

Institutos públicos incitan a menores a la huelga ilegal

Los institutos públicos de Educación Secundaria en Cataluña están enviando a las familias cartas como la que  verán al final de este texto para avisar ( que no preguntar) que los estudiantes irán a la huelga el día 28  de septiembre para manifestarse en favor del derecho a decidir.  Ahora resulta que los que no tienen ni edad suficiente para votar en unas elecciones con todas las de la ley  han decidido “mayoritariamente” manifestarse a favor del derecho a decidir, un derecho que  no existe y que si se ejerce conculca los derechos y libertades de 45 millones de españoles.

Yo soy de los que creen que los adolescentes son un gran activo si están  formados y educados pero esta carta les confiere derechos y responsabilidades que están fuera de lugar desde el punto de vista legal y desde luego deposita en ellos  decisiones que ningún país desarrollado querría que sus adolescentes tengan que tomar por él. Si queremos que algún día estén en condiciones de coger las riendas, ya no digamos de  un país, sino de su vida,  quizás habría que dejarles estudiar y formarse para ser personas de bien y no títeres de ningún proyecto político. Los Institutos  no tendrían que hacerse eco, en ningún caso, de convocatorias políticas lanzadas a los alumnos y si lo hacen es porque la dirección  está interesada o alguien  le obliga a hacerlo.

Hace días que algunos venimos advirtiendo que colectivos radicales relacionados con la educación están utilizando a los estudiantes, incluso a los menores de edad, como ” carne de cañón”  para sus reivindicaciones independentistas y movilizaciones callejeras.

Ante la inacción de las autoridades educativas para velar por los derechos de los estudiantes y la preocupación de muchos padres de familia se han escrito artículos y puesto en marcha numerosas iniciativas para dar a conocer las presiones que sufren las familias estos días aciagos.

La carta con la que termino este post  me fue  enviada por la madre de un alumno de 16 años  en un Instituto en Cerdañola.  Lo primero que llama la atención es, que en ella, la dirección del Instituto afirma que los alumnos deciden mayoritariamente ir a la huelga. Esto, dada su condición de menores, tiene sus implicaciones así que decidí consultar  a quien entiende del tema. De acuerdo con el abogado Maxo Benalal,  la figura legal  de la  huelga de estudiantes no existe. En todo caso esta es responsabilidad de los institutos.

Y  cito al Sr. Benalal: “El Art. 28.2 de la Constitución dice: “Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses”. El art. 11 del R.D.L.R.T. declara ilegales las huelgas que se inicien o sostengan por motivos políticos, las huelgas de solidaridad, cuando el interés tutelado sea absolutamente ajeno al de los trabajadores huelguistas… A partir de esto, huelga de estudiantes es simplemente una NEGATIVA de estudiantes a ir a clase. Los padres son muy libres de llevar o no llevar ese día a su hija o hijo al colegio o instituto,a lo que sí están obligados como padres es a justificar su falta de asistencia.

La herramienta que tienen los estudiantes, y que sería similar al derecho de huelga, es la que se ejerce a través de los derechos de asociación, manifestación y reunión amparados también como derechos fundamentales y libertades públicas, estos están reconocidos por la Constitución Española, pero que quedan fuera de la regulación del derecho a huelga.

Aunque en el ámbito general, la CE comprende estos derechos en el art. 21 (derecho de reunión pacífica y el derecho de manifestación) y el artículo 22 (derecho de asociación), así como en su normativa específica en la LO 9/83, 15 de julio, del Derecho de Reunión, y Ley Orgánica 1/2002, del 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, también hay diferentes leyes que regulan materias educativas y reconocen estos derechos de forma específica para los estudiantes. La referencia más importante, es la de los artículos 7 y 8 Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del derecho a la educación:” Artículo 7: Los alumnos podrán asociarse, en función de su edad, creando organizaciones de acuerdo con la Ley y con las normas que, en su caso, reglamentariamente se establezcan. Artículo 8: Se garantiza en los centros docentes el derecho de reunión de los profesores, personal de administración y de servicios, padres de alumnos y alumnos, cuyo ejercicio se facilitará de acuerdo con la legislación vigente y teniendo en cuenta el normal desarrollo de las actividades docentes”.

Además, tras las modificación de la Ley de Educación, en la disposición final primera y para la protección de los alumnos que ejerzan este derecho de asociación, reunión y manifestación, la ley también prevé que, dentro del ámbito de la ley y con comunicación previa, no puedan ser objeto de sanción: Las decisiones colectivas que adopten los alumnos, a partir del tercer curso de educación secundaria obligatoria, con respecto a la asistencia a clase no tendrán la consideración de faltas de conducta ni serán objeto de sanción, cuando estas hayan sido resultado del ejercicio del derecho de reunión y sean comunicadas previamente a la dirección del centro.

RESUMEN: La ley NO reconoce el derecho a huelga de los estudiantes, pero sí que ampara su derecho efectivo de manifestación, reunión y asociación en todos los ámbitos de la vida educativa, limitándolos eso sí estos, a la efectiva competencia de la regulación educativa cuando se ejerzan los derechos dentro del ámbito de protección de la misma y no a otro tipo de causas y azares. El ámbito, es EXCLUSIVAMENTE el de protección de la regulación educativa”.

Y explico: los alumnos  no hacen huelga. Pueden decidir manifestarse  como colectivo de estudiantes a partir de tercer año de secundaria  si el hecho de hacerlo está relacionado con el ámbito de su educación y si lo hacen como reacción solidaria con alguna causa esta ha de estar reconocida por la legislación vigente.

Los sindicatos radicales  de la educación interpelan a las familias hablando de libertad y represión franquista, llaman a manifestaciones unitarias como si lo unitario  fuese “el bien”, como si se pudiera obviar que los chavales no son “uno”, ni son iguales ni falta que hace  y obviando que en una sociedad plural es más que probable que muchos no se plieguen a sus deseos a menos que se sientan coaccionados. Los sindicalistas pancatalanistas promueven que los jóvenes salgan de clase y privan a quienes quieren estudiar de su derecho a hacerlo con normalidad y respetando el marco legal. Desde luego nadie puede decir que la vida en Cataluña  transcurra con normalidad.  Ni hablar ya de que las manifestaciones nada tienen que ver con la educación ni la protección de la regulación educativa por mucho que se empeñen en contarnos que “lo hacen por su bien”.

Desde aquí,  en nombre de de muchas familias, las que pueden  y otras que no se atreven a dar la cara por temor a que sus hijos sufran  represalias,  insto a las autoridades competentes a proteger a los  menores y mantenerlos alejados de protestas callejeras, incitaciones a la violencia y búsqueda de confrontación. Apelo a los docentes sin distinción de sus creencias o convicciones a respetar a sus alumnos como individuos y no utilizarlos como objetos políticos como hace años que vienen haciendo.

Ningún maestro que se precie puede ver con buenos ojos la división que cada día se ahonda en la sociedad y cuyo espejo más viejo y desgastado  es, desafortunadamente  la escuela catalana. Dejen a nuestros niños en paz y si no, espero que más pronto que tarde el estado de Derecho  se encargue de obligarlos a hacerlo.

A  continuación la traducción de la carta al castellano (original del Instituto)

Notificación huelga de estudiantes 28 de septiembre

Queridas familias,
Os comunicamos que el alumnado de 3º y 4º de ESO y de Bachillerato del centro se ha añadido mayoritariamente a la jornada de huelga del jueves 28 de septiembre, convocada por varios sindicatos de estudiantes.
Los comunicados de convocatoria de huelga de estos sindicatos dicen lo siguiente: Sindicato de estudiantes:
El 28 de Septiembre: huelga general estudiantil
Desde el Sindicato de Estudiantes entendemos que sólo a través de la movilización masiva de la clase trabajadora y la juventud podemos lograrlo y por eso llamamos a todos los jóvenes de Cataluña ya todas las organizaciones estudiantiles de la izquierda a responder unitariamente, poniendo nuestros institutos y facultades en pie de lucha, organizando asambleas masivas y creando comités contra la represión y por el derecho a decidir. Comités que organicen paros, concentraciones, hagan difusión y animen a la participación en todas las movilizaciones convocadas … ya confluir todas y todos dando una respuesta multitudinaria el próximo 28 de Septiembre en una gran Huelga General Estudiantil, vaciando las aulas y llenando las calles con un clamor: Libertad para el pueblo catalán, basta de represión franquista!

Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes:
Ante el momento excepcional que vivimos, los últimos días las calles y las plazas han sido inundados de gente, y las estudiantes hemos tomado partido de la movilización popular ocupando el edificio histórico de la UB como símbolo de resistencia a las opresiones que ha afrontado constantemente nuestro pueblo. Somos herederas de las luchas que nos preceden, porque sólo sabiendo de dónde venimos podremos decidir dónde vamos.
Venimos de La Caputxinada: ejemplo de dignidad, resistencia, empoderamiento y antifascismo, de la primera Asamblea Libre de Estudiantes: porque sabemos que la República nace de abajo, de las asambleas y la organización colectiva.
Venimos de la lucha contra Bolonia y de la lucha contra el 3 + 2: el Movimiento Estudiantil hace años que lucha y seguirá luchando hasta conseguir la educación que queremos.
Embat tras embate, el movimiento estudiantil ha estado siempre a la altura de los momentos políticos decisivos para nuestro pueblo y ha salido a las calles en defensa de los derechos y las libertades colectivas: ésta no será diferente. Esta vez, más que nunca, las estudiantes queremos estar junto al pueblo, liderando codo a codo el proceso de ruptura que nos llevará a la construcción de un nuevo modelo de país, donde la educación será sin duda el pilar fundamental para hacer de este un territorio de personas libres. Seremos libres porque seremos nosotros quienes decidimos qué sistema educativo queremos los Países Catalanes: completamente público, de calidad, coedicatvo, en catalán y al servicio de las clases populares.
Durante una semana hemos sido incansables, hemos mantenido una movilización sostenida para combatir la represión del Estado Español en todo el territorio y hemos hecho frente a los abusos de manera pacífica y organizada. Ellos sin embargo, no recularán, y nosotros no vamos a renunciar a autodeterminarse nos para construir la educación que queremos. Por eso hay que seguir: hay que vaciamos definitivamente las aulas y salimos a las calles para ganar la independencia.
Sabemos que ante el escenario decisivo en el que nos encontramos será sólo la respuesta popular unida y organizada la que nos permitirá ganar el referéndum y la República, y es por eso que desde el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes convocamos a una HUELGA GENERAL EDUCATIVA para el próximo 28 de septiembre.
Ahora nos toca a nosotros: estudiante, organízate, movilizate: súmate a la huelga.
Por una educación al servicio del pueblo, ganamos la independencia.Para obtener más información, visite sus páginas web.

Por otra parte, como director del centro, se hace saber que, de acuerdo con la Ley de Educación de Cataluña 12/2009, de 10 de julio (DOGC núm. 5422) y con la normativa de nuestro centro, del centro, la inasistencia a clase del alumnado por razones generales, comunicada con 48 horas de antelación, no será objeto de corrección.
En particular, el artículo 8, párrafo 2 de la Ley 8/1985 dice lo siguiente:
(…) “las decisiones colectivas que adopten los alumnos, a partir del tercer curso de la educación secundaria obligatoria, con respecto a la asistencia a clase no tendrán la consideración de faltas de conducta ni serán objeto de sanción , cuando éstas hayan sido resultado del ejercicio del derecho de reunión y sean comunicadas previamente a la dirección del centro. “

Sin embargo, las normativas antes mencionadas en ningún caso obligan a participar en esta convocatoria de huelga y por lo tanto el profesorado garantizará la seguridad y la atención del alumnado presente en el centro.

Recuerde que la huelga es un derecho adquirido por los estudiantes de secundaria y está reconocida en las normativas vigentes. Desde el equipo directivo podemos constatar que este derecho a menudo se confunde con un día festivo. Por esta razón, pedimos a las familias que reflexionéis con vuestros hijos e hijas sobre el uso que se puede hacer de una jornada de huelga.

Por último, y ante la incertidumbre que supone poder saber qué seguimiento real tendrá esta convocatoria por parte del alumnado, os pedimos que para conocer si su hijo o hija ha asistido o no en el centro, hasta que no tengamos operativo el control de asistencia habitual con el programa GESTIN, puede ponerse en contacto con el tutor de grupo.

Recibe un saludo,

Nombre del Instituto______
Departament d’Ensenyament

Papeletas caseras.


El patético separatismo catalán está acorralado. El consejero de Presidencia, Jordi Turull, pide a sus fieles que impriman en casa  las papeletas para un referéndum ilegal, sin censo, sin locales, sin apoyos y condenado a la risa y la acción judicial.

Cuando alguien en clase no tiene impresora ni posibilidades de acceder a una hace el trabajo a mano aunque quede peor y me parecería muy facha que a ti, que lo das todo por Cataluña,  no te permitiesen llevar una papeleta hecha a mano porque eso mermaría  tu derecho a decidir.

Esta es toda la dignidad que merece tener un destroyer que se ha dejado vender la moto por unos mafiosos vendepatrias. Imprime tu papeleta. Bueno,  mejor imprímete 40 o 50. Si se te acaba el papel usa los tickets del Bonpreu (que no los del Mercadona porque son unos españolazos) y haz tus papeletas. Si no te quedan tickets no te cortes, usa el papel  del váter que total va a servir para lo mismo.
Hala.

A votar a la sede  de exCiU, de ERC o al bar de abajo.

Piedad

No puedo decir que esté sorprendida. La manifestación del 26 de agosto en Barcelona fue como se anunciaba. El terror en las Ramblas, también. Escribo hoy desde mi “yo madre” más por desenredar el nudo en la garganta y vaciar la cabeza en negro que por llenar la hoja en blanco. Demasiadas hojas en blanco […]

Un míster en la ciénaga catalana

guardiola urnaPep Guardiola pidió ayuda a la comunidad internacional para que lo salven a él y a los suyos en un evento al que fue invitado por los del “popla”, los que acarrean cada 11-S en autocares a un montón de provincianos motivaos con bocata y refresco incluido al más puro estilo de los populistas mexicanos. Por lo menos hay que agradecer que al final el míster se enterase de que no lo invitaba el Parlamento sino el brazo happyflower y xenófobo de la manifestaciones de camiseta amarilla y los entusiastas de palo y barretina en la puerta de los tribunales los días de declaraciones  y juicios a golpistas.

Como el míster entiende de dar discursos motivadores, lanzó un mensaje de socorro a la misma comunidad internacional que mira para otro lado cuando Nicolás Maduro saca las fuerzas armadas de su dictadura a la calle para reprimir a tiros a los chavales que se manifiestan contra el narcoestado autoritario, vendepatrias y asesino. Este pobre oprimido con pintas de exalumno de colegio trilingüe de Pedralbes no tiene suficiente con pedir ayuda para lo suyo a quienes pasan de puntitas sobre los peores conflictos de nuestros tiempos y encima tiene la osadía de llamar “estado autoritario” a España y acusarlo de violar los derechos de los catalanes.

Para la burguesía procesista la mitad de la población con quien por cierto cohabitan (porque decir que conviven sería demasiado decir) simplemente no existe. No ven, ni el señor Guardiola ni el aparato que lo empuja a hacer esta performance, que los estados autoritarios empiezan por borrar la cara de aquellos a quienes desprecian y luego los pasan por el cuchillo, la cámara de gas, la hoguera, la tanqueta, el fusil o lo que se tercie según la época, el lugar y la rabia. Podrían, el señor entrenador y quien le haya escrito esa basura, lavarse la boca con jabón antes de llamar estado autoritario a este que tolera, en aras de su mal entendida libertad de expresión, que suba a una tribuna y se mee en la cara de más de la mitad de los ciudadanos de Cataluña.

Muchos somos los que hoy no estamos dispuestos a admitir que sean los supremacistas quienes lloren porque se violan sus derechos, esos que se atribuyen “porque ellos lo valen” mientras nuestros hijos son inmersionados en la lengua del régimen (una otrora bonita lengua) y se les enseña con libros de historia falseados. Llevamos años oyendo el raca raca y viendo las lágrimas de cocodrilo de estos que pisan nuestras libertades y que encima tienen la certeza de su propia superioridad.

Los miramos de cerca mientras cohabitamos esta ciénaga social en que han convertido Cataluña y buscamos las virtudes que se supone que los colocan por encima de la media de todo lo bueno del mundo mundial y por más que nos empeñamos no conseguimos ver por qué han de ser los elegidos para que la comunidad internacional se tome la molestia de salvarlos de un Estado excesivamente tolerante y unos conciudadanos que salvo en la petulancia son iguales a ellos hasta en el apellido. Quizás por eso les enfada tanto no ser capaces de convencernos o en su defecto de acabar de someternos oficialmente y para siempre (por nuestro bien faltaría más) y poder llevarnos por la senda del bien de este “pueblo milenario”.

Lástima que a estos burguesitos bienestatantes, cuperos incluidos, Mariano no vaya a cortarles el internet y la señal de teléfono tres o cuatro días para que dejen de chupar del bote. Por suerte o por fortuna priman sus derechos como españoles y no es lícito hacer con ellos lo mismo que el gobierno catalán hace con más de la mitad de los catalanes para que “vean lo que es amar a Dios en tierra de indios”.

Seguimos en la ciénaga y apesta.

Literatura nacional-catalanista para niños.

La literatura para niños está en el candelero a cuenta de que alguien, ahora sí, después de que algunos llevamos años dando voces, ya ha querido enterarse de que los libros de texto  catalanes ignoran a España, hablan de Cataluña como si no fuese parte de la misma e inducen a las criaturas a crecer pensando que viven en un estado opresor.
El tema es grave cuando se trata de los libros utilizados en la escuela pero el uso de los libros infantiles como herramientas de adoctrinamiento abarca también al ámbito privado. Hay autores que escriben cuentos, publican mapas o hacen historietas con la finalidad de hacer llegar a los más pequeños el sentimiento de pueblo oprimido y con un espíritu a prueba de todo.
Como quizás durante un par de semanas el tema siga existiendo incluso para el Ministerio de Educación, presento una pequeña muestra de libros para niños que están a la venta en las librerías catalanas. Estos, en concreto, son de la librería del mausoleo nacionalista del Born (Catadisney).
La muestra no es ni mucho menos exhaustiva , sin embargo, a pesar de tratarse de libros de diferentes estilos, siguen un patrón que resulta interesante. En ellos se habla de la guerra de sucesión y del sitio de Barcelona sin mencionar en ningún momento a los austracistas ni al archiduque Carlos de Austria, aspirante a reinar en España. Los autores de los libros infantiles dividen los bandos de la guerra en borbónicos y catalanes dando a entender que catalanes solo había en el bando austracista, cuya mención se obvia.
Traduzco al español algunos párrafos seleccionados de cada texto. A continuación de cada uno añado un breve comentario en cursivas.

 

IMG_20161203_124828
Jordi Sierra i Fabra e Ignasi Blanch. 1714. Relata el sitio de Barcelona en verso. 

 

IMG_20161203_125052

 

Renuncia al trono francés y se apresura
a regalarles Menorca a cambio.
Ya es rey de toda España,
pero Cataluña lo trastorna.

Los catalanes la lucha siguen.
Valencianos y aragoneses son desaforados.
muchos van a Barcelona donde merecen
seguir integrados.

Francia y España contra Cataluña.
La historia tiene un destino.
Mientras la paz se aleja,
el final marca el camino.

 

Resulta que algunos valencianos y aragoneses merecían estar integrados con Cataluña. Es la esencia del pancatalanismo actual.

La batalla, según los autores, fue de Francia y España contra Cataluña, es decir, catalanes, según el texto,  había solo en un bando. Los austracistas, aspirantes como los Borbones a  reinar en  España no aparecen. Quizás no sea conveniente que los niños sepan que había catalanes  austracistas y borbónicos. Si se deja en franceses y españoles (malos o Borbones) contra catalanes ya hay suficiente información.

IMG_20161203_125157

Nos han sitiado Barcelona
El 25 del julio del año 13.
Piensan que han ganado,
pero será un largo sitio.

Cuarenta mil son ellos.
Nosotros apenas diez.
Desde los más jóvenes a los viejos,
No dejaremos poner ni un pie.

El  Borbón impuestos quiere cobrar.
Tiene las arcas diezmadas.
En Madrid gastan sin parar
y aquí vienen con mentiras.

Aquí se evidencia el  “Espanya ens roba” : Ya desde 1714 los borbones  le chupaban el alma a los pobres catalanes a impuestos, engañaban al “poble” y se llevaban el dinero cobrado hasta Madrid para vivir de fiesta mientras los pobres catalanes estaban sitiados.

IMG_20161203_125435.jpg

Epílogo:
El 11 de septiembre cada año
nos recuerda la diada,
que una derrota no es lamento,
sino la raíz de la patria.

Cantamos todos unidos, haciendo fuerza, (“units fent força”, frase del himno del Barça)…

Somos y seremos gente catalana,
Si se quiere como si no.
Manos unidas como en una sardana,
Siempre juntos de sol a sol.

¡Buena hozada (frase de els Segadors, himno catalán),
defensores de la tierra,
¡Otra hozada es todo lo que quiero!
Que podemos perder la guerra,
pero nunca el orgullo.

¡Buena hozada, defensores de la tierra…

¡Buena hozada, defensores de la tierra…

 

El epílogo resulta  francamente poético, patriótico, “democrático festivo y familiar”. ¿Qué mejor que usar parte del himno del Barça, icono del heroísmo catalán mezclado con unas loas a la tierra  acompañados de golpes de hoz sacados del himno catalán?

Seguro dirán que las hoces son las utilizadas por este pueblo trabajador para segar el trigo, nada de cortar cabezas  y  que lo de la tierra es mero patriotismo pacífico. Visca el Barça, somos los mejores,  y  viva la tierra libre. La hoz para quien no esté de acuerdo.

IMG_20161203_125651.jpg
Oriol Garcia i Quera. Barcelona 1714. El 11 de septiembre.

IMG_20161203_125658.jpg

Se reconoce a Felipe V como rey de España a cambio de importantes concesiones territoriales y económicas a los  estados aliados. Queda pendiente, sin embargo el caso de los catalanes…

La Resistencia

Sin respetar el pacto de Génova, los aliados retiran sus tropas de Cataluña. Mientras, el ejército borbónoico, decidido a abolir , esta vez sí, los derechos de los catalanes, va ocupando todo el principado.

Los levantamientos contra las tropas borbónicas se suceden …

Se arrasa todo el pueblo de San Quintín  de Mediona donde se asesina a todos sus habitantes. Mueren unas 800 personas,  entre hombres, mujeres, viejos y niños. Finalmente solo quedan por ocupar Barcelona, Cardona, Mallorca e Ibiza.

Los catalanes optan por vender cara su libertad y deciden resistir a pesar de que las posibilidades de victoria son nulas. Aragoneses y valencianos se adhieren a la resistencia.

De nuevo solo había catalanes en un bando, los buenos, es decir, los que no estuviesen del lado de los Borbones. Esto, además de ser mentira introduce al niño lector en la división entre buenos y malos, opresores y oprimidos y los catalanes siempre están del lado de los buenos, oprimidos y resistentes.

IMG_20161203_125830.jpg

Abajo a la derecha: Los catalanes hacen retroceder a los borbónicos, que con nuevas tropas llevan a cabo nuevos ataques…Centenares de muertos se apilan sobre el baluarte  sin que ninguno de los dos ejércitos sea capaz de doblegar al enemigo.

Se observa el mismo patrón que en los textos anteriores. Se induce al lector a la dicotomía de borbónicos y catalanes.

IMG_20161203_125957
Atlas de Cataluña desde los primeros yacimientos hasta la Via catalana. Autora: Pilarín

 IMG_20161203_130205.jpg

Cada país se señala con un personaje. El de España no es el mismo que el de Cataluña. España es Andalucía.IMG_20161203_130210.jpg

Último párrafo:

La evolución de la Unión Europea , con sus sucesivas ampliaciones hasta llegar a los veintisiete miembros situó a Cataluña en un amplio marco de relaciones políticas y económicas, donde medidas como la adopción del euro o la libre circulación de trabajadores ponían de manifiesto las enormes tranformaciones que supuso para la sociedad catalana la integración  en Europa.

Habría que buscar en los documentos fundacionales de la UE dónde aparece la integración de Cataluña como estado porque si hacemos caso a lo que cuenta la autora de este libro para niños, Cataluña es, por sí misma, parte de la unión.

A esta autora al menos habrá que agradecerle haberse integrado en la UE rápidamente ahorrándole a sus pequeños lectores el tostón de referéndums ilegales y procesos independentistas falsos,  fallidos e infinitos.